Pasar al contenido principal
El diálogo entre opuestos para superar conflictos socioterritoriales en Colombia

El diálogo entre opuestos para superar conflictos socioterritoriales en Colombia

Los conflictos que convergen en los territorios rurales limitan sus posibilidades de desarrollo, pero también representan una oportunidad para innovar en los mecanismos de gobernanza y diálogo entre sus actores

El próximo 1 de febrero, Rimisp - Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural y la Plataforma Diálogos Improbables realizarán el Encuentro "Diálogos improbables: Una Oportunidad para abordar los Conflictos del Desarrollo Rural", con el propósito de promover el diálogo entre opuestos y diversos para contribuir la construcción de confianza, el logro de consensos y el trámite pacífico de conflictos asociados al desarrollo rural en Colombia.
 

La Plataforma de Diálogos Improbables es una iniciativa comprometida con la promoción, el impulso y el acompañamiento a procesos de diálogo, mediación, negociación,trámite y transformación de conflictos en escenarios de transición. Su propósito es promover acercamientos entre actores representativos de intereses políticos, económicos y sociales diversos y opuestos para solucionar las diversas conflictividades que se originan en los procesos de desarrollo de los territorios.

En Colombia, la ruralidad refleja una superposición de diversos intereses de índole político, social y económico que, debido a la falta de mecanismos de diálogo y resolución de conflictos, ha afectado los procesos de desarrollo territorial, afectando la calidad de vida de sus habitantes. 

Algunos conflictos se derivan de la restricción en el uso del suelo. Tomando datos dela Agencia Nacional de Tierras (ANT), el 8% de los municipios rurales y rurales dispersos presenta dos o más figuras de restricción del uso del suelo entre lasque se encuentran resguardos indígenas, Parques Nacionales Naturales, Zonas de reserva campesinas o, territorios de comunidades negras, frente a solo un 2% delos municipios que no están en estas categorías.

Así mismo,la presencia de cultivos ilícitos genera diversos conflictos de índole político, social y económico. En Colombia, el 72% de las hectáreas de coca cultivadas en 2017 se encuentra en municipios rurales, lo que limita sus oportunidades de desarrollo rural, a pesar de que su área abarca el 74% de la frontera agrícola y el 82% del área total del país.

 

Los territorios rurales además de estar afectados por las problemáticas asociadas a los cultivos ilícitos son escenario de conflictos asociados a la minería, la sobreutilización y la subutilización del suelo. Según datos del Departamento Nacional de Planeación, 40 millones de hectáreas son afectadas por conflictos mineros, 9 millones están siendo sobre utilizadas y 11 millones están siendo subutilizadas en Colombia.

 

"La creciente conflictividad en los territorios evidencia las diferentes posiciones sobre la gestión de los recursos naturales, el medio ambiente y el territorio,poniendo en disputa el concepto de desarrollo. Para Rimisp, estos conflictos limitan las posibilidades de alcanzar objetivos de inclusión, sostenibilidad ambiental y crecimiento, pero representan una oportunidad para innovar en la gobernanza del territorio y alcanzar esos objetivos de manera pertinente a las condiciones locales" puntualizó Ángela Penagos, directora de la oficina de Rimisp en Colombia.

Para Diego Bautista, Coordinador Nacional de la Plataforma de Diálogos Improbables, es fundamental establecer espacios de diálogo que congreguen altos liderazgos locales, económicos, sociales y políticos que a pesar de las diferencias profundas, puedan encontrar consensos para el futuro de sus regiones."Escenarios de diálogo como los que acompañamos actualmente, no sólo pueden lograr menos fricción para un avance genuino de los planes y programas rurales de marras, sino que en Colombia, que está dejando atrás un largo conflicto y está tratando de transformar la cultura de la violencia, cimientan una cultura de convivencia, e impiden que los conflictos sociales en los territorios signifiquen la repetición de la violencia" aseguró Bautista.

El espacio, organizado con el apoyo del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC) y Bitácora & Territorio, presentará también la experiencia de la Plataforma Diálogos Improbables de acuerdo con los pilotos realizados en los departamentos de Cesar y , y generará un diálogo alrededor de las perspectivas y posturas sobre los conflictos del desarrollo rural.